domingo, 17 de noviembre de 2013

Incompleto

Hace mucho tiempo cuando era un adolescente torpe y vestía de plomo plúmbeo como todo escolar limeño promedio, conocí a un chico llamado Eduardo (aquí escribo como) del que me enamoré, cinco años mayor que yo, él fue un chico rebelde y se independizó muy joven, tuvo un niño con su enamorada de colegio, de la cual se separó apenas nació el bebe.

Mi relación con Eduardo era extraña, se basaba en mis tardes con él en el pequeño departamento que alquilaba, ver tv juntos, escuchar música, o dormir juntos. No hacíamos otra cosa, no sé si por temor a que lo nuestro fuera serio, o por el miedo a nuestra diferencia de edad, que viéndolo ahora no era tan grande. Cinco años no es nada, pero entonces tenía 16 y hacia quinto, creo que mi uniforme escolar era castrante para él.

Así estuvimos unos meses, cuando cumplí 17 y ya había acabado el colegio, seguí con mis tardes de pre y luego lo visitaba a él. Todo andaba bien, él en la universidad terminando y yo queriendo postular a una. Hasta que conocí a su primo, que supo en instantes que esa ‘amistad’ era demasiado rara, y en vez de decirle algo a su primo, me lo hizo saber a mí, dándome una paliza, trate de defenderme lo más que pude, pero quedé rápidamente inconsciente.

Como fue en la calle, y según recuerdo vagamente, algunas personas me ayudaron, llegué a dar a urgencias de un hospital (para mi suerte cercano) donde curaron mis heridas rápidamente, y donde me recuperé con temor; uno, de explicar mi tardanza a mis padres; dos, de que este matón me vuelva a dar una golpiza; tres, de que no termine bien esto.

Chris Evans
Esta golpiza me alejó de Eduardo, quien luego de un par de meses, me sorprendería viajando al exterior, su primo igual, aunque a él, para evitar las consecuencias de sus malos actos.
Cada cierto tiempo sueño esto, y despierto asustado, con lágrimas en los ojos, como un terrible recuerdo que se viene de pronto. En ese entonces no pensé ni en denunciar nada, me avergonzaba tener que decir porque lo hizo, o que se enteraran que era gay. Tenía miedo de lo que dirían, o si me harían caso. Supe que ‘me vengaron’, pero eso originó que mi relación terminara, y solo quedara una amistad epistolar con Eduardo...
 -.-
....

pd: Desde entonces cada cierto tiempo sueño con ese día en que me golpean, y despierto asustado, o llorando, hace tiempo escribí una de esas veces aquí , días como hoy, que escribí este post.

pd2 escribí mucho de Eduaro (Lalo): en mi blog hace tiempo.
pd3: la foto de Chris Evans porque es el chico bonito de la semana en mi otro blog =)
pd4. el post se titula Incompleto, porque no lo terminé de escribir

24 comentarios:

  1. Nunca falta un desgraciado como el primo de Eduardo, pero todo se paga, ya viste tú cómo tuvo que salir huyendo. No te extrañe que en donde esté le vaya igual o peor que entonces, los que tienen el corazón negro, no cambian jamás. Y... del karma no huye, te persigue a donde vayas u.u

    En cambio tú eres un sol, todo eso te ha hecho el Dammy bello que eres. Besote mi rey!!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No supe nada de él despues, y tampoco quise averiguar

      Eliminar
  2. Como bien dice Mina la gente con mal karma es muy muy raro que cambie. En cambio tú estás muy bien, llevas una buena vida, tienes mucha gente que te quiere...

    ResponderEliminar
  3. De repente el primo estaba celoso. No sé, es lo primero que se me vino a la mente...

    ResponderEliminar
  4. Hay recuerdo que simplemente no logran irse... Me pasa de tiempo en tiempo y hasta lo escribí una vez. Entiendo u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que fregado que sea una constante en muchos =/

      Eliminar
  5. mal recuerdo que debes borrar. Hay que superar esas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ni me acuerdo de esas cosas, no se porque de cuando en cuando sueño con eso, como decía más arriba cada vez más espaciadamente

      Eliminar
  6. Oh esto es algo que debes quitar de tu mente, ya voltear la página y mirar para adelante no quedarte ahí, todo sucede y no sucede por algo y lo sabes. Ánimos y bendiciones.

    Un Fuerte Abreazo!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. A veces los recuerdos no son tan fáciles de olvidar, pero es parte del tiempo. lo malo de esos recuerdos que están siempre relacionados con alguien que apreciamos mucho u.u
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una experiencia así es terrible. Porque aunque te hayan curado las heridas en el hospital, las cicatrices emocionales persisted.

    Me parece una barbaridad que haya gente así de violenta e intolerante, este tipo de cosas no debería pasar jamás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pensar que hay cada vez menos personas asi

      Eliminar
  9. Cuando uno no olvida es porque tiene un gran corazón. Hay recuerdos que marcan para siempre...
    Un beso grande Dammy.

    *Increíble la violencia e impotencia que se siente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me dolió más el orgullo de no poder defenderme =(

      Eliminar
  10. maldito!! inevitable, hay seres en este mundo, aun en esta epoca de quesque mas apertura que gzan dañando lo que no entienden. que dura experiencia, y mas duro que por ello se alejaran ustedes. A mi tambien me han golpeado por ello, como tres veces, y tambien, igual que a ti, me despiertan inquietantes sueños al recordarlas.
    es parte de vivir, lidear con ello.

    te quiero

    ResponderEliminar
  11. Wow qué fuerte. Es terrible saber que existe tanta intolerancia. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Hola, puedes comentar con tranquilidad =)

Comenta