domingo, 24 de noviembre de 2013

Barry Lyndon y el punto G

Dammy lo conoció haciendo cola para ver una película de Kubrick, esa donde Jack Nicholson saca la cara por una puerta en pedazos y dice con cara de loco: here is jhonny!, no la había visto, y en la Univ. San Marcos pasaban un ciclo de las pelas de Kubrick, así que fue.

Dammy leía un libro de cine de la Univ. de Lima, y el jovencito le preguntó si era de esa universidad. Dammy le dijo que no, había dejado la universidad el año anterior para ponerse a trabajar y pasaba su tiempo libre persiguiendo funciones de cine clubes en Lima donde dieran películas que le interesaban.

Una vez adentro se separaron y Dammy se quedó jato, pero recontra jato, con la boca abierta y cabeceando, estaba cansado; al terminar la función, se cruzó al chico en el baño y se fueron conversando sobre Kubrick.

Porque Kubrick es un locazo, y Odisea en el espacio un peliculón, y la Naranja mecánica es la cagada tienes que verla, no huevón tienes que leer libro huevón, yo no he visto Barry Lyndon alucina, la próxima semana la pasan, ¿vs’ a venir?, ya pues, ¿Quedamos?, ya.

En ese entonces no había celulares, así que Dammy le dio el número de su casa.
Stalin lo llamó para confirmar el lugar de encuentro y de ahí irían a ver la película pero nunca entraron, se quedaron conversando afuera sobre Lolita.

Stalin era un chico flaco, de cabello corto y manos largos, más alto que Dammy, de un 1. 80m quizás más. Conversaba moviendo las manos, y repetía ‘delaconchesumadre’ como sufijo aumentativo a las cosas que le gustaban.
-… y aquí a la vuelta sirven un menú delaconchasumadre…
-…me quedé huevón, una película delaconchesumadre…
Y así sucesivamente

Stalin se cruzó con un amigo, luego otro, y sin que se dieran cuenta estaban reuniendo monedas para comprar un trago barato y empezar a chupar en medio de uno de los tantos jardines de la universidad.
Se empilaron y fueron a un barcito cercano, ese que queda en un segundo piso y en donde el dueño, un conocido gay dicen que abusaba de sus trabajadores y les metía mano de madrugada.

Entre trago y trago, Dammy les contó que era gay, se cagaron de risa y no le creyeron. Dammy se palteó e insistió. Stalin le dijo, ¿de verdad eres gay? Haber agárramela que estoy al palo, le cogió la mano a Dammy y se la llevó a su falo. Dammy se dejó guiar, era cierto estaba al palo.
Los demás rieron y siguieron tomando como si nada, alguien hizo la misma estúpida pregunta de siempre ¿y te gusta que te atoren o tú les das? ¿Tú eres el que muerde la almohada o cómo es?
 
Dammy se negó a contestar y prefirió cambiar de tema, pero se quedó pensando porque él nunca mordió ninguna almohada en toda su vida gay, y ya llevaba algunos años ejerciéndola, frases cojudas pensó, yo aguanto nomás, no muerdo ni mierda- se dijo así mismo.

Los encuentros con el grupito de XXXXX de San Marcos siguió, a Dammy le gustaba uno de los amigos de Stalin, e insistía a Stalin que lo invitara siempre que se reunían. Dammy exigía corralito con el amigo y a cambió él ponía un poco más en la chancha para el trago y los puchos.
Pero nunca se le hizo. A cambio un día en casa de Stalin mientras tomaban y ya uno a uno iba cayendo, Dammy fue a parar a una cama a dormir, en algún momento de la noche Stalin se metió a la misma cama, y entre sueños Dammy sintió que lo estaban manoseando ahí abajo. Dammy despertó y casi instintivamente le busco el miembro a su compañero de turno.

Al día siguiente, Stalin y Dammy despiertan de lo más normal, no hablan de lo que pasó, Stalin evita contacto visual, se despiden rápidamente y Dammy se va de la casa peinándose con la mano y arreglándose la ropa.

Stalin nunca más lo volvió a llamar.

Pd: Dammy sigue sin ver Barry Lyndon

Pd2: no pienso decir de que facultad eran

Pd3: El día que escribí este post me pareció reconocerlo, por eso me acordé de él.

Pd4: Fue la primera vez que Dammy tomó Punto G

30 comentarios:

  1. Vaya con Stalin, jugó con fuego y acabó quemado. Eso es más común de lo que parece, eso mismo me ha pasado con unos cuantos, sobre todo cuando aún estudiaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, eso es típico, típico, a todos les ha pasado (bueno a todo gay claro) es algo tan clásico que de seguro todos tenemos una historia parecida.

      Eliminar
  2. jeje que historia. yo podria decir que me llego a pasar algo similar con un amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que decía arriba, a todos nos pasa, el que no, que tire la primera piedra.

      Eliminar
  3. Qué tal historia! No he probado ese punto G... y la película de la que hablas es El Resplandor? Es buenísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo pruebes jamás. Te lo digo. Era joven y no les alcanzaba para otra cosa.

      pd: sigo siendo joven, era muy joven en ese entonces XD

      Eliminar
  4. vaya historia... sinceramente no pensé que eso ocurriera con "frecuencia" (por los comentarios).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que no tienes o no has tenido amigos gays.

      Eliminar
  5. La historia más conocida desde que el mundo es mundo.. heteros curiosos.

    ResponderEliminar
  6. Jaja estos heterosexual curiosos :p oh punto g es una bebida?? Ya me imaginaba una historia sobre exploraciones tipo Indiana Jones jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El punto g es algo que no debería tomarse pero que alguna vez tomé. No porque me sepa feo o algo asi, porque no tengo el gusto desarrollado, sino que la resaca me sienta fatal con eso.

      Eliminar
  7. Interesante la historia y que estrés con esas los curiosos y sus heteropreguntas jajaja provecho con el Punto G.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería hacer un post con preguntas de heterosexuales, preguntan cada cosa

      Eliminar
  8. Jekejej el punto g los sazona.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que pasó eso fue con cerveza. La primera vez que tomamos si fue con Punto G

      Eliminar
  9. Dammy me hiciste reír con eso: no he mordido una almohada en toda mi vida gay! -- jajajajajajaj y bueno, Stalin estaba riquito? ... o tu estuviste riquito para Stalin! (Okkkk soy otra que hace preguntas tontassss)extrañe leerte!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se parecia al actor que hizo de shaggy en scobby doo

      Eliminar
    2. A mí también me hizo reír un montón...

      Eliminar
  10. El tal stalin también mordia la almohada...

    ResponderEliminar
  11. "yo aguanto nomás, no muerdo ni mierda" JAJAJAAJAJAJAJA!!

    Así que Stalin es de esos que no salen del clóset, yo que tú le hago roche en la calle xD Nah! Mentira jeje.

    ResponderEliminar
  12. Barry Lyndon, me encanta esa pelicula.

    No deje de tener en mente a Joseph Stalin leyendo eso.

    ResponderEliminar
  13. ¡Asht se borro mi comment por tercera vez!


    Decía que la pelicula de Jack Nicholson se llama El Resplandor y qu Barry Lyndon nunca la he visto.

    Espero que este si llegue.

    Beso

    ResponderEliminar
  14. Creo que he visto Barry Lyndon un par de veces, però nunca me enganchó como las otras... Confieso que Kubrick es para mi el más grande, la mayoría de sus películas me parecen excepcionales.

    Creo que eso de Stalin entre estudiantes es bastante corriente, quieren y no aceptan...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Ese tipo de bebidas son una kgada! más aún la primera vez que lo tomas (específicamente Punto G, no he tomado). Aún así, nunca he tenido nada que lamentar en momentos chupísticos, ni situaciones ASÍ de incómodas.

    Creo que el patita era gay encubierto, es lo más factible de pensar.

    Saludotes!

    Pd. Me muero por ir a una de esas funciones que suelen organizar las universidades :(

    ResponderEliminar
  16. Jajajajajajaja "delaconchasumadre..." no me ha pasado esas cosas... :c

    ResponderEliminar

Hola, puedes comentar con tranquilidad =)

Comenta