jueves, 21 de enero de 2016

Calor



El verano llega feroz para sancocharnos y a pesar de eso no se

puede dejar de trabajar. No falta alguien en el trabajo que planee ir a la playa.

Ir a la playa es una de esas salidas sociales que nos compromete a divertirnos achicharrándonos ex profeso, embadurnarnos de protección contra los desgraciados rayos UV, pelearnos con la arena caliente a mil grados centígrados, sin contar lo inhumano de viajar hasta ella, soportando un tráfico inhumano de ida y también de regreso. 

No le veo la gracia a sentir el bochorno en la piel los días siguientes sin contar que luego te pelas como lagarto y vas botando piel como si fueras una serpiente. 

No le veo la gracia. 

No entiendo tampoco la gracia de amanecerse y acampar en la playa, aunque le reconozco algo más de feeling. Eso sin contar el trauma que tienen algunas de ensenar los mondongos y que van haciendo dieta y comiendo lechuga una semana antes del día de playa. 

Amea si no adelgazas desde agosto poco resultado tendras una semana antes.

miércoles, 13 de enero de 2016

Una estupida más...


Y nos ponemos a discutir como si estuviéramos protagonizando una canción de Pimpinela...

No sé en qué momento el tipo que tenía enamorada y con el que salía solo por salir, para un rato de distracción; se convirtió en algo más o menos serio. 

Y digo más o menos porque no estamos pero como si lo estuviéramos. Se supone que cada uno puede estar con quien le dé la gana, él tiene una enamorada yo he tenido algunos salientes (no entiendo porque le dicen así pero ya me uní al club). 

Así estamos bien, nada exclusivo, los beneficios sin las responsabilidades, hasta eventos que nos recuerdan en citas formales en fechas importantes (el primer día que estuvimos por ejemplo) y si el dizque heterosexual empieza a hablarte de esa canción que le recuerdas ya te puedes ir dando cuenta que esto pasa a mayores. 

Estoy de acuerdo que la proximidad y la intimidad nos genera cariño, sentimientos pero de ahí a otra cosa esta muy difícil. 

Yo lo tengo claro, si quiero a alguien serio en mi vida no salgo con alguien que tiene una relación con una flaca no? 

Y así me convierto en el malo de la película una vez más.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Las chicas de las tetas jugosas



Una tarde cualquiera en una comisión cualquiera. Un lanzamiento de un nuevo modelo de auto está rodeado de lindas señoritas, anfitrionas con el logo o nombre de la marca en el pecho de su diminuto vestido o en apretado buzo licrado. 

Ellas sonríen y nos dan la bienvenida siempre dispuesta a sonreir, siempre amable para posar en la foto con el deportista o gerente de la empresa. 

Ellas son cosificadas, elevadas al nivel de adorno embellecen los autos, y son codiciadas en nuestro fanpage. Porque siendo el fanpage más grande de todo el medio periodístico automotor, me he dado cuenta que nuestro público es 99% masculino, misógino, homofóbico, y gran conocedor de los fierros. 

Una mujer bien despachada siempre consigue un like. Acompañada de un auto nuevo con mayor razón, acompañado de un auto lujoso es una catilinaria de likes. A la gente le gusta un buen auto o en todo caso una buena flaca tetona sonriente.

Una simple nota sobre el desvío del tráfico por la marcha del orgullo gay genera comentarios atroces, deseando la muerte, el destierro e inferno a todo el que sea gay o se le parezca. Porque aqui solo hay sitio para machos, y los gays son muchos pero aquí no encajan son parte del chiste fácil, del insulto cobarde o de la chacota asolada. Y la gente quiere car wash, con primeros planos a las bubis y la cola. Por favor que ralenticen la imagen... Que rico... Y nos regodeamos en los zooms y a estar atento cuando se agacha, por que la mirada picara encandila pero un zoom extremo a la colita de la modelo de turno los pone en pindinga. Y nos beneficia y nos comparten, y nos dan tráfico, nos felicitan y quieren más csm. 

Porque la rubia flaquita al lado del audi esta rica y nadie sabe cómo se llama eso no interesa que sonría bonita pa la foto click. Gracias hoy duermo pensando en ti. 

Porque supongo que dispuestas a pagarse sus estudios prefieren pararse y sonreír, que trabajar en algo más complicado. 

Y mientras tu amigo hetero te sientes raro viendo a un chico sin polo y fornido en el timeline de tu amiblogger Damian, estás acostumbrado a la chica con el súper escote, a la flaca en minifalda que enseña todo, y que si se agacha se le ve el himen. 

Porque la sociedad nos acostumbró a ver a una flaca calata en la contraportada del Trome pero no de pasada a un tipo en un desnudo artístico. 

Y aquí no pasa nada. 

Si, lo entiendo, sigamos con las chicas de tetas jugosas, o las rubiecitas carita de ángel da igual sexo compro, sexo vendo... Y ellas seguirán igual y nosotros seguiremos tomando las mismas fotos sensualonas y los primeros planos en car wash enfocando vaginas húmedas de shampoo para el deleite del respetable.

Comenta